Estandar   


El estándar de una raza de perro son las características de esa raza canina, la mejor definición posible de elementos y datos relativos a la morfología, al movimiento y al carácter.
El país de origen de la raza redacta el estándar, en este caso Gran Bretaña.
Al estándar general se le asocia un comentario enriquecido con medidas, ángulos entre huesos, etc.

 

Aspecto general


Perro alegre, deportista, atento,corto y compacto, sustancioso, de aspecto robusto, con medida del suelo a la cruz aproximadamente igual a la que hay entre la cruz y la raíz de la cola (38-39 cm. para la hembra y 39-41 cm. para los machos). La construcción armónica y bien equilibrada, apoyada en una robusta osamenta, accionada por musculatura bien desarrollada, es la de un perro idóneo para una actividad venatoria que se desarrolla en terreno díficil, dónde se requiere sustancia física, unida a agilidad. La armonía de sus partes confiere a este pequeño gran spaniel una nota de distinción y clase.

 

Cabeza

El cocker posee una cabeza de dimensiones importantes para un perro de esta talla; es larga sin llegar a ser extensiva y pesada; podemos referir la medida a la altura en la cruz, respecto a la cual la longitud de la cabeza será la mitad.
Cráneo bien desarrollado, netamente esculpido, ni demasiado refinado, ni tosco; los arcos malares no deben ser prominentes.
El salto nasofrontal (stop) divide el cráneo del morro; éstos deben resultar de igual longitud. El stop resulta marcado sin ser profundo.
El hocico es cuadrado, sin exceso de arrugas ni de belfo.
Presenta una trufa de buena amplitud, a fin de favorecer las cualidades olfativas de esta raza.
Presenta las fosas nasales bien abiertas, que participan, con los labios, en la formación de la cuadratura anterior del morro.
Los labios, delgados y suaves, dibujan el perfil inferior del morro ya que, sin colgar, cubren las mandíbulas lateralmente.
Bajo los labios, los arcos dentales deben corresponderse perfectamente en la parte anterior; la posición de los dientes es de tijera: esta condición se da cuando las caras internas de los incisivos superiores tocan las caras externas de los incisivos inferiores.

 

Ojos

Son grandes pero no prominentes, redondeados; de color almendrado y brillantes.
Están en posición semilateral, con bordes palpebrales bien adherentes, nunca relajados de forma que no sea visible la conjuntiva; además, el borde del párpado debe estar bien pigmentado.
La expresión de los ojos es en el cocker sumamente especial dando lugar a lo que se ha llamado la famosa "mirada de cocker". Debemos evitar la tendencia que se da cada vez con más frecuencia de querer transformar una expresión típica en característica física. El cocker posee una mirada fácilmente implorante, pero ello no debe ser nunca la consecuencia de párpados sueltos o de una conjuntivitis permanente. Los cinófilos, dirigentes de clubs y jueces deberán mostrarse más vigilantes para combatir ésta propensión a la caricatura.

 

Orejas

Son de forma lobular, tienen el cartílago del pabellón fino y plegable; el nacimiento es bajo, a la altura del ojo; en longitud debe alcanzar, pero no superar, la trufa. Están revestidas de pelo largo, sedoso, y liso.
Cuando las orejas están implatadas altas, planas y anchas en su movimiento; el cráneo aparece plano y ancho, lo que es un defecto que se tiene que corregir. Igualmente defectuoso es el caso opuesto.


Cuello

El cuello es de longitud moderada, sin papada, musculoso, elegantemente implantado en espalda bien inclinada.
Un cuello demasiado largo, además de ser negativo en el aspecto funcional, rompería el equilibrio; del mismo modo que un cuello demasiado corto no podría definirse como elegantemente implantado.
Para una implantación satisfactoria, el cuello no debe ser cilíndrico, sino cónico: el desarrollo muscular es determinante. Los 4/10 de la altura en la cruz constituyen la longitud correcta: un cocker de 40 cm. de altura tendrá un cuello de al menos 16 cm.

 

Extremidades anteriores

Las espaldas son oblicuas y enjutas. El ángulo ideal formado por la espalda con la horizontal va de los 45 a los 50 o. La escápula debe ser larga: si la inclinación y longitud son correctas el alargamiento de las extremidades anteriores permitirá una eficaz toma de terreno.
En el perro en reposo, la punta de los hombros están próximos.
Las extremidades son de buena osamenta, rectas, con flecos, bastante cortos, anchos y potentes.
El brazo, también está provisto de buena musculatura y osamenta robusta y forma con la espalda un ángulo de 110-115 grados.
Su longitud es igual a la de la espalda. El codo debe hallarse a una altura intermedia respecto a la altura a la cruz y hasta la altura del codo debe llegar un tórax bien descendido.
El antebrazo, dotado de robusta osamenta y sección oval, de una longitud similar a la del brazo y la espalda, es vertical. Perfectamente alineada en aplomo sigue el carpo, bien unido con los segmentos que lo preceden y lo siguen. El metacarpo, rigurosamente en la vertical, visto de frente alcanza el pie con ligera inclinación.

 

Tronco

Muy fuerte y compacto, el tórax está bien desarrollado y es profundo, y el pecho ni demasiado ancho, ni demasiado estrecho.
Las costillas están bien redondeadas; los riñones son cortos, anchos y fuertes; la línea superior, sólida y rectilínea, declina levemente y hacia la cola desde el final de los riñones hasta el nacimiento.
La grupa debe ser ancha y musculosa , alcanza las raíces de la cola con ligera inclinación, debe ser larga, para favorecer la eficacia del galope.
La línea dorso-lumbar no debe manifestar hundimiento alguno, ni en estación ni en movimiento; grave defecto de un perro de trabajo.

Cola

Implantada ligeramente por debajo de la línea dorsal, es amputada en los primeros días después del nacimiento, ésta amputación no debe ser ni demasiado corta, ni demasiado larga a fin de no impedir su acción brillante; debe llevarse en línea con el dorso, nunca alta.

 

Pies

Pies de gato, sólidos, con almohadillas plantares gruesas, y redondos.
Los dedos deben ser arqueados y adherentes entre sí, están provistos de pelo introducido incluso entre ellos.
Las uñas son fuertes y pigmentadas.

 

Movimiento

La marcha debe ser potente, con alegría y entusiasmo, acción desenvuelta, coordinada entre la parte anterior y posterior, capaz de proporcionar un fuerte impulso, y una buena cobertura de terreno con grandes zancadas.
Cazando, en acciones de búsqueda, el cocker muestra un galope típico; incluso cuando trota de la traílla expresa su carga de vivacidad manteniendo un ritmo siempre brioso y la cola sumamente activa.

 

Pelo

Es liso y de textura sedosa, nunca áspero ni ondulado, con flecos de longitud suficiente; no debe ser demasiado abundante y nunca rizado.
Su longitud se diferencia en las distintas partes del cuerpo: es raso en cráneo, morro y en la cara anterior de las extremidades; largo y bien liso en el cuerpo, no más de 4 ó 5 cm. ni menos de 2; en el pabellón externo de la oreja el pelo, es más largo que en el tronco, puede ser ligeramente ondulado, pero no rizado. En los márgenes posteriores de las patas (para la posterior hasta el corvejón), debajo del tronco y en el margen inferior del cuello (cerca del esternón) forma flecos, también sedosos, bastante largos, pero no demasiado denso.

 

Color

El color del pelaje presenta diferentes variaciones, aunque las características morfológicas descritas en el estándar son comunes para todos ellos. Aún así cada variedad presenta sus peculiaridades concretas ya que ciertos puntos están más conseguidos en unos y, por el contrario, existen defectos que parecen tener más incidencia en otros.
- Colores sólidos
El negro, cuyo pelaje es más largo y denso que en el resto de las variedades, dándole un aspecto más espectacular.
El dorado o rojo es el color más popular y la expresión de una buena cabeza en esta variedad es el ideal para el resto de colores.
El negro y fuego (Black and Tan), son los menos abundantes, debido a que es un color recesivo frente a los unicolores y aparece ocasionalmente en camadas de padres portadores.

- Ruanos

Blancos con puntas negras (ruanos azules), o con puntas marrones (ruano chocolate). También pueden aparecer ejemplares tricolores (tricolor ruano).

- Particolores

Blancos con manchas anaranjadas o negras. Presentan menos densidad de pelo. El principal handicap de esta variedad es el de conseguir una buena expresión ya que presenta con mayor asiduidad que el resto de los colores ojos achinados, mal colocados o mal pigmentados, párpados excesivamente caídos.


El cruce de colores sólidos con ruanos o particolores actualmente no está prohibido, pero no es recomendable hacerlo si queremos mantener la calidad en el color del pelaje de nuestros cockers. Por ello se aconseja que cada variedad se cruce entre sí.

 

Talla y peso

El peso se halla comprendido entre los 12´700 y los 14´500 Kg.
La altura oscila apróximadamente entre los 38-39´5 cm en las hembras, y los 39´5-41 cm en los machos.

 

Notas

Los machos deben tener dos testículos de aspecto normal, y bien descendidos al escroto.

 

Carácter

El extraordinario equilibrio psiquico distingue su carácter.
Posee un carácter inquieto, vivo, apasionado, simpático y sociable, adaptándose bien tanto a la vida en el campo como en la ciudad.
La mirada aterciopelada y atenta expresa su total disponibilidad y su completa devoción por aquellos cuya existencia comparte; sin embargo, este comportamiento no es exclusivo, ya que nuestro amigo busca también las caricias y la consideración de un huésped.
Lo tierno y delicado que puede ser los cockers se comprueba en su relación con los niños.
Cuando el amo está ante su cocker, éste empezará a mover su cola, primero lenta y luego festivamente; esa misma cola, amputada pero expresiva sabra descubrirle, en el terreno de caza, todos los detalles de lo que está buscando y descubriendo para usted, transformando el modo y el ritmo de su movimiento en un auténtico lenguaje.
Siendo expansivo nunca se muestra invasor; sabe ser delicado tanto al cobrar una codorniz viva, sin producirle el menor daño, como al jugar con un cachorro.

Una notable sensibilidad es propia de esta raza: generalmente basta el tono de la voz para obtener resultados satisfactorios; es negativo utilizar métodos violentos en el adiestramiento incluso para las incorrecciones más difíciles de eliminar.
Con el resto de los perros mantiene buena relaciones, y es muy extraño ver a un cocker peleándose con un camarada. Por el contrario, suele juguetear alegremente con ellos y retirarse cuando tropieza con algún ejemplar de malas pulgas.
Si queremos hallar un motivo de crítica, podemos hablar de la gula: el apetito del cocker se puede definir como robusto y su habilidad para pedir es extraordinaria. Sin embargo, no olvidemos que favorecer un exceso de peso significa abreviar la vida de su perro.


El cocker spaniel no es sólo un perro de compañia y caza, también lo podemos encontrar en la Guardia Civil y con los Mossos d´Esquadra catalanes en las tareas de búsquedas de drogas.
Como cazador el cocker spaniel inglés es un levantador y cobrador; tanto en terreno llano, montañoso, o en el agua. En cuanto localiza la pieza entre los arbustos la obliga a salir y, en ese momento, debe sentarse o echarse al suelo en espera del disparo para finalmente cobrar la pieza.
A diferencia del cocker de exposición, el cocker de trabajo posee un hueso más grueso, unas líneas más robustas, una longitud del pelo adecuada para proteger la piel entre los arbustos, pero sin los excesos que se ven en los perros que van a las exposiciones de belleza.


 

Menu